A pesar de lo productiva que fue la experiencia de teletrabajo de los últimos años las tendencias muestran una retorno mayoritario a oficinas, por lo que debemos re-sintonizar con los beneficios de practicar teletrabajo este 2024.

La estrella de toda línea de tendencia tecnológica al servicio de nuestras necesidades hoy en día es sin duda la inteligencia artificial, la misma que sumada por otros aportes de la tecnología para la gestión de procesos a nivel de aplicativos multidevice, automatizaciones, análisis e identificación de OKRs, así como el Bigdata, hacen de esta proyección una realidad en la que es indesligable el impacto de la tecnología y las nuevas formas de trabajo para lograr los objetivos con mayor eficiencia.

En este primer contexto, es esencial que las empresas puedan apelar a seguir siendo eficientes optimizando de manera adecuada sus costos operativos y en esa línea, no sólo los aplicativos de automatización sino también la gestión de los mismos o su mantenimiento se basan en soluciones que no requieren la presencialidad en instalaciones físicas para su implementación, siendo el teletrabajo una alternativa estratégica para abonar en dicho sentido.

Otras tendencias en el aspecto de gestión humana para este 2024 se basan en el employee journey: upskilling, reskilling, así como también el strategic recluitment+unbording que se vienen manejando desde ya hace unos años bajo el esquema híbrido y en la gran mayoría ha implementado a través de procesos que se encuentran casi en su totalidad virtualizados, motivo por el que las personas que lo ejecutan tampoco requieren estar presencialmente en oficinas para emitir los resultados, optimizando nuevamente con el teletrabajo, la ejecución y eficiencia de estos procesos.

  • Facebook
  • Gmail
  • LinkedIn
  • Twitter

Sin embargo, y aún con este promisorio escenario, no debemos olvidar lo principal: las personas, pero sobre todo su talento. Las nuevas generaciones como sabemos son cada vez más críticas del ambiente de trabajo, demandando factores esenciales entre: reglas de juego claras, beneficios al colaborador, alternativas de flexibilidad, y línea de carrera. Y como sabemos en este terreno el teletrabajo sigue siendo el destacado, pues formalizado como modalidad -en respeto de los derechos laborales- y planificado en un entorno «flexible» y con ello «responsable»: es un real aporte para la organización, mejorando factores de retención así como el employer branding.

No debemos olvidar lo valioso que es hoy en día el disponer de tiempo para la calidad de vida, algo muy demandado por las nuevas generaciones quienes desean tener opciones que permitan materializar un equilibrio entre el trabajo y sus vidas, o su familia. Asimismo, la reducción de estrés es hoy más valorada por el impacto que se viene demostrando implica en los resultados. Por ello ese salario emocional es hoy un factor diferenciador para la decisión de permanencia o de atracción de talentos millenials y generación Z, siendo el teletrabajo esa alternativa que nos permite sintonizar con bienestar y que -sumado a una adecuada planificación- nos brinda retornos en eficiencia de procesos y recursos.

Finalmente, a nivel de entidades públicas es necesario focalizar los beneficios del teletrabajo. Aún se aprecia una ausencia de visión de las ventajas de esta modalidad que funciona muy bien en el sector privado y que ha demostrado resultados siempre en balance más positivos. Esa ausencia de visión, hace que pase a ser gestionado en cumplimiento meramente normativo, residualizado a personas vulnerables o con necesidades en salud, reglamentarista, sin desarrollar su real potencial en beneficio de: la gestión de recursos del Estado, la mejora de sus resultados y finalmente de los servicios hacia el ciudadano.

En suma, como hemos apreciado este 2024 el teletrabajo sigue siendo la única modalidad que, gestionada adecuadamente con planificación alineada y objetivos definidos podrá seguir demostrando ser un beneficio Flexible+Responsable para todos los skateholders, desde la empresa/organización/entidad, el medio ambiente, los usuario/clientes/consumidores, pero sobre todo las personas/trabajadores/talento de nuestras organizaciones. Los factores clave serán: definir un objetivo a conseguir con el teletrabajo, sobre ello contar con planes organizados y alineados a las metas corporativas para que el teletrabajo sea un medio adecuado, pero sobre todo estratégico, para el cumplimiento eficiente de los resultados.

Lima, 15 de enero de 2024.

Por: Roberto Ballón Bahamondes, CEO TWsolutions | rodaba3@gmail.com

Experto en nuevas formas de trabajo y teletrabajo.

Miembro de Academia Internacional de Teletrabajo.

Share This

Compartir

Comparte ahora en tus redes!